Crowley Maritime Corporation ha firmado un contrato de fletamento a largo plazo con Shell NA LNG, LLC, («Shell») que prevé la construcción y explotación de una nueva barcaza para el transporte de GNL construida en Estados Unidos. Una vez construida, la barcaza será el mayor buque de su clase que cumpla la Ley Jones, lo que contribuirá a ampliar la capacidad de la red actual y a satisfacer la demanda de energía más limpia.

«La nueva barcaza de búnker ampliará el compromiso de Crowley de ofrecer soluciones más limpias e innovadoras para ayudar a la industria del transporte marítimo a continuar en el camino de la descarbonización», dijo Tucker Gilliam, vicepresidente de Crowley Shipping. «Los pedidos de buques alimentados con gas natural licuado siguen aumentando, y el buque proporcionará a Shell un servicio innovador y fiable para satisfacer la demanda de fuentes de energía más sostenibles.»

La barcaza de 416 pies de largo contará con tecnologías avanzadas en la capacidad de manipulación de la carga y el aumento de las tasas de transferencia, incluyendo una solución de vanguardia de Shell y Crowley Engineering Services para entregar de forma flexible el GNL a varios tipos de sistemas de contención de GNL. El diseño transformador ofrecerá una capacidad de 12.000 m3 (3,17 millones de galones) y un equipo de suministro de productos para servir plenamente a los transportistas marítimos.

El buque se convierte en la segunda barcaza de búnker que cumple con la Ley Jones que Shell tiene bajo fletamento a largo plazo en los EE.UU. Se espera que se despliegue para dar servicio a los buques alimentados con GNL que hacen escala en los puertos de la Costa Este de los EE.UU. a partir de 2024.

«Shell se dedica a hacer crecer nuestra red de bunkering de GNL a través de las rutas comerciales clave, y esta barcaza apoya nuestro compromiso de ayudar a proporcionar a nuestros clientes la solución energética que están buscando», dijo Tahir Faruqui, director general de Global DLNG de Shell. «El sector del transporte marítimo está avanzando hacia la descarbonización, y el GNL ofrece una reducción inmediata de las emisiones con el potencial de convertirse en un combustible marítimo de emisiones netas cero, dadas las posibles funciones del bioGNL y del GNL sintético.»

El buque se construirá en Fincantieri Bay Shipbuilding de Sturgeon Bay, Wisconsin.

«Esta barcaza de GNL adicional servirá como otra demostración de nuestro compromiso con la construcción y el servicio de los esfuerzos marítimos sostenibles, tanto en los Estados Unidos como en el mundo», dijo Dario Deste, presidente y CEO de Fincantieri Marine Group. Fincantieri Bay Shipbuilding está preparado para entregar otra barcaza de GNL a finales de este año a un cliente diferente.

En consonancia con las acciones de Crowley en el marco de su división New Energy en apoyo del compromiso de sostenibilidad de la empresa, la ampliación de la capacidad de GNL permitirá a Crowley y a sus clientes conseguir una reducción más inmediata de las emisiones y acelerar la transición a nuevas fuentes de energía que reduzcan las emisiones de gases de efecto invernadero.