Crowley ha anunciado sus planes de construir y operar el primer remolcador de emisiones cero y totalmente eléctrico de Estados Unidos.

El buque, bautizado como eWolf, está destinado a la terminal marítima de la Décima Avenida del Puerto de San Diego, donde realizará servicios de asistencia y escolta de buques sin una sola gota de combustible a partir de mediados de 2023.

«El eWolf representa todo lo que Crowley representa: innovación, sostenibilidad y rendimiento. Con este innovador diseño de remolcador, nuestro equipo sigue asumiendo nuestro papel de líderes en el sector marítimo, al tiempo que ofrece a nuestros clientes soluciones innovadoras y sostenibles hechas a conciencia», ha declarado el presidente y consejero delegado de la compañía, Tom Crowley.

Según Crowley, durante los primeros 10 años de uso, el funcionamiento del nuevo «eTug» ahorrará 178 toneladas de óxido de nitrógeno (NOx), 2,5 toneladas de partículas diésel y 3.100 toneladas métricas de dióxido de carbono (CO2) frente a un remolcador convencional. El remolcador eléctrico sustituirá a uno que consume más de 30.000 galones de gasóleo al año.

Construido por Master Boat Builders en Coden (Alabama), el buque de 82 pies de eslora tendrá 70 toneladas de arqueo bruto. El diseño y la gestión de la construcción in situ correrán a cargo de Crowley Engineering Services y su grupo de arquitectura naval e ingeniería marina Jensen Maritime, recientemente integrado. El sistema de baterías del eTug se cargará en una estación costera especialmente diseñada y desarrollada con Cochran Marine.

«El primer remolcador eléctrico de Crowley cambia las reglas del juego. Cumple con todos los requisitos al proporcionar beneficios ambientales, económicos y operativos para nuestras comunidades y la industria marítima», dijo el presidente Michael Zucchet de la Junta de Comisionados del Puerto de San Diego. «Estamos orgullosos de trabajar con Crowley y no podríamos estar más satisfechos de que el eWolf opere exclusivamente en la Bahía de San Diego».

El eTug de cero emisiones tendrá un paquete eléctrico totalmente integrado proporcionado por ABB. Con una visibilidad de 360 grados, el eTug también vendrá con la tecnología de inteligencia artificial (AI) de ABB para aumentar la seguridad y la eficiencia de los marineros y proporcionar un rendimiento sostenible con la fiabilidad que exigen los clientes.

«Nuestros dedicados empleados de la construcción naval están orgullosos de trabajar con Crowley para liderar la innovación con la construcción de este remolcador, el primero de su clase», dijo Garrett Rice, presidente de Master Boat Builders. «Este buque establecerá un estándar en la industria marítima estadounidense en cuanto a sostenibilidad y rendimiento, y su capacidad de cero emisiones y su tecnología autónoma beneficiarán al medio ambiente y a la seguridad de los marineros y de las embarcaciones.»

El eTug se está desarrollando a través de una asociación en la que participan Crowley, el Distrito de Control de la Contaminación del Aire del Condado de San Diego, la Junta de Recursos del Aire de California, el Puerto de San Diego, la Agencia de Protección Medioambiental de los Estados Unidos y la Administración Marítima de los Estados Unidos, que aportaron apoyo financiero y otros recursos.