El armador y operador de buques con sede en Florida, Crowley Maritime Corp., ha firmado un contrato con el proveedor de comunicaciones por satélite Inmarsat para instalar el servicio de banda ancha de alta velocidad Fleet Xpress en la mayoría de sus buques.

El acuerdo se firmó después de las exitosas pruebas realizadas en Alaska con el buque tanquero Aframax, de California, y el buque Rio Grande Express, de reciente reabanderamiento.

Las pruebas mostraron el uso de una combinación de Fleet Xpress de alta velocidad en la banda Ka con el respaldo continuo de FleetBroadband en la banda L. Crowley dijo que la combinación mejoró significativamente la estabilidad de las comunicaciones y el tiempo de funcionamiento disponible.

«Las necesidades de comunicación de un operador con una variedad de tipos de buques como Crowley están aumentando rápidamente y requerimos un nivel de rendimiento y confiabilidad que esté probado y sea confiable, con una red de soporte dedicada que esté continuamente disponible», dijo el Capitán Rodney Jones, Director de Integridad de Operaciones de Crowley Global Ship Management.

«Fleet Xpress cumple con esta demanda y demostró tener mucho éxito en las pruebas que se llevaron a cabo en Alaska y en el Rio Grande Express».

Todas las embarcaciones cubiertas por el acuerdo instalarán una terminal Fleet Xpress GX60 o GX100 de Intellian y una solución de caja inteligente Infinity que permitirá a las embarcaciones acceder a una serie de servicios, incluido el control del ancho de banda y la gestión de usuarios a distancia.