Las emisiones de CO2 de los «tres grandes» (petroleros, graneleros y contenedores) aumentaron un 1,2%, con un descenso del 2,4% en las emisiones de los contenedores, compensado por el crecimiento de los sectores de los graneleros y los petroleros.

Sin embargo, los sectores más pequeños invirtieron este crecimiento, siendo las emisiones de los cruceros las que experimentaron la mayor contracción -un 45% menos- y con fuertes descensos en transbordadores, roro’s y portavehículos, coherentes con la debilidad de la demanda.

Las emisiones mundiales de CO2 del transporte marítimo en 2020 bajan un 1%.

Torbjorn Rydbergh, director general de Marine Benchmark, señaló que:

«La pandemia del Coronavirus ha tenido un efecto variado en el transporte marítimo, ya que los buques cisterna y los graneleros se comportaron en general bien, mientras que otros sectores se enfrentaron a vientos en contra al caer la demanda de los consumidores. Aunque el resultado global es una disminución de las emisiones de carbono para el año pasado, el efecto puede ser temporal, ya que la actual recuperación de la demanda económica mundial apunta a una mayor actividad marítima en 2021».