El gobierno de Corea del Sur reveló sus planes de convertir 140 buques de propiedad estatal para que funcionen con combustibles respetuosos con el medio ambiente para el año 2030.

El Ministerio de Océanos y Pesca del país explicó que se implementaría un plan personalizado de conversión de buques respetuoso con el medio ambiente para cada unidad, basado en el tipo, tamaño y características operativas de los buques.

Una parte de estos buques se convertiría para funcionar con gas natural licuado (GNL), este cambio abarcaría unidades con un total de más de 200 toneladas, mientras que los buques más pequeños se convertirían para utilizar propulsión eléctrica o híbrida.

Además, el Ministerio dijo que los dispositivos de reducción de la contaminación del aire, como los filtros de partículas diesel, se instalarán en los buques que se aproximan al final de su vida útil para el año 2030.

La decisión fue revelada como parte de las actividades del país para fortalecer las regulaciones ambientales nacionales e internacionales y reducir las emisiones producidas por los buques y los puertos.