La Guardia Costera griega está llevando a cabo controles sistemáticos de los transbordadores en todos los puertos griegos el viernes para garantizar la aplicación estricta de las medidas de protección contra la propagación del coronavirus por parte de los pasajeros y las tripulaciones.

Los controles también se llevarán a cabo durante los viajes en ferry, por equipos de oficiales de la Guardia Costera a bordo de los buques, pero también en los puertos. «La primera prioridad del Ministerio de Transporte Marítimo es la protección de los isleños, los pasajeros y la salud de las tripulaciones», subrayó el portavoz de la Guardia Costera, Nikos Lagadianos, en sus declaraciones del viernes.

«Nuestro objetivo es la plena aplicación de medidas de protección en un momento en que el tráfico de pasajeros está aumentando y se espera que aumente aún más con la llegada gradual de turistas a Grecia».