La Autoridad Vasca de la Competencia (LEA/AVC) ha mantenido una reunión de mediación, a la que ha asistido la Autoridad Portuaria de Bilbao y la patronal BilboEstiba y en la que ha participado la Comisión Nacional del Mercado de la Competencia (CNMC), para evitar una nueva huelga en el sector de la estiba, ya que los sindicatos ya han comunicado el preaviso.

Desde el mes de agosto, la Autoridad Vasca de la Competencia está siguiendo el asunto desde el punto de vista del derecho de la competencia. A fin de tener un conocimiento más profundo de la situación y ante una nueva convocatoria de huelga hasta el día 9 de noviembre de 2020, LEA/AVC ha convocado la reunión, a la que también ha asistido la Comisión Nacional del Mercado de la Competencia (CNMC).

En la reunión se ha puesto de manifiesto la importancia de que se apruebe el V Acuerdo Marco, sobre el que la CNMC informará en próximas fechas. La entrada en vigor de dicho Acuerdo aportará mayor seguridad jurídica y asimismo un marco jurídico para la negociación del convenio laboral, origen del actual conflicto en el Puerto de Bilbao.

Desde el absoluto respeto a la función de los sindicatos de defensa de las condiciones laborales de los trabajadores, y sin entrar a valorar los motivos alegados para la convocatoria de la huelga, LEA/AVC considera que, de acuerdo a la doctrina de los tribunales estatales y de la UE, “los convenios colectivos entre representantes de empresas y trabajadores no quedan automáticamente excluidos de la aplicación de las normas de competencia y de las normas del Tratado de Funcionamiento de la UE sobre libertad de establecimiento y libre prestación de servicios”.

Huelga en la estiba hasta el 8 de noviembre

Por ello, las centrales del sector de la estiba en Bilbao: Coordinadora, UGT, ELA, LAB y Kaia han formalizado nuevos preavisos de huelga de los trabajadores de la estiba, que se llevarían a cabo en la instalación portuaria vizcaína desde ayer hasta el 8 de noviembre.

De esta forma, las 14 nuevas jornadas de paros darían continuidad a las que ya se vienen desarrollando desde el 9 de octubre y que están convocadas hasta el día 25, para totalizar un mes completo de conflicto laboral en el puerto de Bilbao. Los nuevos paros se extenderán durante la mitad de la jornada laboral.

Por su parte, desde el comité del Centro Portuario de Empleo (CPE) del puerto de Algeciras han dado su total respaldo al considerar, según sus propias palabras, que “las empresas deben entrar en razón lo antes posible”. “No hay dudas de la unidad y confianza de este colectivo”, aseguran desde el comité de empresa que entiende, que “las empresas están intentando sacar provecho, como consecuencia de la incertidumbre actual, por lo que no se va a permitir entrar en una negociación chantajista”, según fuentes del sindicato Coordinadora en Algeciras.

Bilbao pierde la mitad de los tráficos por la huelga

Por otro lado, durante los primeros 15 días de huelga de la estiba, el puerto de Bilbao ha perdido 16 escalas de buques, un 18 % con respecto a los datos de la quincena anterior. Ello ha supuesto que entre el 9 y el 22 de octubre se haya manipulado un 46 % menos de mercancía general y un 48 % menos de contenedores con respecto al movimiento registrado durante los 15 días anteriores, según un comunicado emitido por Bilboestiba. Otra referencia significativa de los estragos causados por este conflicto es la carga y descarga de camiones, que con una reducción media del 80 %, en algunas jornadas ha sido del 100 %.

Las consecuencias para la economía y el empleo en Euskadi y en el resto del área de influencia del puerto son muy graves. Así, por ejemplo, cabe destacar que más del 90 % de las operaciones de suministro a la industria no han podido ser atendidas a causa de la actuación de los piquetes.

El ‘secuestro’ de estas mercancías, según Bilboestiba, pone en grave riesgo la actividad de las empresas, cuyos sistemas de producción se basan en niveles residuales de almacenaje compensado con el aprovisionamiento continuo y eficiente por parte de su cadena logística, que ahora se ha visto rota.

Bilboestiba reitera su denuncia sobre la actuación de los “piquetes informativos”, que se desplazan por las instalaciones portuarias coaccionando gravemente a otros trabajadores. Estas amenazas son de tal calibre que han supuesto que muchos de ellos ha decidido no acudir a su puesto de trabajo por temer por su integridad física. Asimismo, las empresas estibadoras quieren mostrar ante las instituciones y la opinión pública la impotencia e indefensión que les produce el incumplimiento de los servicios mínimos decretados por la Delegación del Gobierno en el País Vasco.

Por Naucher