El Pentágono añadió cuatro empresas chinas más a una lista de firmas que dice que son propiedad o están controladas por el ejército chino, exponiéndolas a un mayor escrutinio y a posibles sanciones por parte de los Estados Unidos.

Las cuatro empresas añadidas a la lista publicada en línea por el Pentágono el jueves son China National Offshore Oil Corp., Semiconductor Manufacturing International Corp., China Construction Technology Co. y China International Engineering Consulting Corp.

La medida se produce en medio de una continua erosión de los lazos entre EE.UU. y China durante la transición presidencial de EE.UU., ya que el presidente Donald Trump intensifica las acciones dirigidas a Pekín sobre cuestiones que van desde el endurecimiento de su control sobre Hong Kong y el tratamiento de las minorías musulmanas hasta las exportaciones de tecnología 5G.

El Secretario de Estado Michael Pompeo arremetió contra las autoridades de Hong Kong el jueves por perseguir a los defensores de la democracia. El Congreso también ha estado activo, enviando a Trump un proyecto de ley que podría llevar a que las empresas chinas sean expulsadas de las bolsas de los EE.UU.

El Pentágono dijo en una declaración que está «decidido a destacar y contrarrestar la estrategia de desarrollo de la Fusión Civil-Militar de la República Popular China, que apoya los objetivos de modernización del Ejército de Liberación Popular asegurando su acceso a tecnologías avanzadas y a la experiencia adquirida y desarrollada incluso por aquellas empresas, universidades y programas de investigación de la RPC que parecen ser entidades civiles».

La decisión de ampliar la lista del Pentágono viene después de que la administración Trump por primera vez a principios de este año enumeró 31 empresas chinas por estar vinculadas al Ejército de Liberación Popular. Esas compañías incluían a Huawei Technologies Co. y Hangzhou Hikvision Digital Technology Co., así como un número de empresas estatales.

La lista de empresas que se dice que están afiliadas al Ejército de Liberación Popular fue ordenada por la Ley de Autorización de Defensa de 1999, pero ninguna administración publicó el informe requerido. Trump tiene la autoridad, en virtud de la Ley de poderes económicos en casos de emergencia internacional de 1977, de imponer sanciones financieras a esas empresas.

Cnooc es la tercera mayor empresa petrolera de China y la principal exploradora de aguas profundas del país. También es propietaria de campos de petróleo y gas de los Estados Unidos, se asocia con empresas como Exxon Mobil Corp. en proyectos internacionales y utiliza tecnología y equipo estadounidenses. Las acciones de su unidad que cotiza en la bolsa de Hong Kong cayeron hasta un 2,5%, llevando sus pérdidas de la semana a aproximadamente un 20%.

SMIC, el mayor fabricante de chips de China, cayó un 2,3% en Hong Kong antes de que se suspendiera la cotización de las acciones a la espera de un anuncio de información privilegiada. La empresa está evaluando el impacto de su inclusión en la lista de EE.UU., dijo anteriormente en una declaración a la Bolsa de Valores de Shanghai. Sus acciones se hundieron hasta un 4,5% en el continente.