El transportista francés CMA CGM ha actualizado que la situación operativa en el puerto lenanés de Beirut ha vuelto a la normalidad, tras una devastadora explosión el pasado lunes. CMA CGM ha evaluado que los daños en la terminal de Beirut fueron menos graves de lo esperado, y un primer buque de CMA CGM, Nicolas Delmas, ha comenzado a operar el lunes.

«Con efecto inmediato, todas las líneas de CMA CGM reanudarán sus escalas en el puerto de Beirut de acuerdo con sus horarios normales, y nuestros servicios intermodales estarán totalmente asegurados en el país gracias a la movilización de nuestro personal y socios locales», declaró CMA CGM el jueves.

La explosión del almacén del 4 de agosto en el puerto de Beirut hirió a 6.000 personas, dejó a unas 300.000 sin viviendas habitables y destruyó una parte considerable de la ciudad.

Las autoridades han culpado de la explosión a una enorme reserva de nitrato de amonio almacenada durante años en el puerto sin medidas de seguridad.