Un incendio y una explosión el domingo por la noche en Malasia provoco la muerte de cinco personas en un complejo de refinería y petroquímica propiedad conjunta de Petronas y Saudi Armco.

Otro trabajador sufrió un 70% de quemaduras por el enorme incendio en la unidad de hidrotratamiento de diesel en el complejo Pengerang ubicado en Johor.

Este es el segundo incendio en menos de un año en el Complejo Integrado de Pengerang (PIC) que aún no está a plena capacidad operativa. El plan había sido conseguir que la instalación se abriera completamente a mediados de este año.

El objetivo de la refinería es procesar unos 300.000 barriles diarios de petróleo crudo una vez que esté completamente operativa. El lugar también incluye un complejo petroquímico con una capacidad de producción anual de 3,3 millones de toneladas.