China y Francia firmaron contratos por un total de 15.000 millones de dólares durante una visita del Presidente francés Emmanuel Macron a China, incluyendo un contrato para desarrollar una terminal de GNL y una instalación de almacenamiento.

Los contratos abarcan varios sectores de la energía, la agricultura y la aeronáutica e incluyen un memorando de entendimiento entre el grupo chino Beijing Gas Group y la francesa Engie para desarrollar conjuntamente una terminal de GNL y una instalación de almacenamiento en el puerto norte de Tianjin, en China.

Engie proporcionará apoyo tecnológico para la prevención de fugas de gas en los proyectos de almacenamiento masivo de gas que China está desarrollando.

Además, los contratos también incluyen el acuerdo entre Shenery Group, empresa china del sector energético, y Total, de Francia, para distribuir GNL por camión en el delta del río Yangtsé.

El mes pasado, la compañía energética china Zhejiang Energy firmó un acuerdo de cooperación con Total para establecer una empresa conjunta para desarrollar un mercado de combustible marino bajo en azufre.