Después de que el abordaje de un petrolero y un buque de carga dejara un derrame de petróleo en el Mar Amarillo en China, las autoridades chinas han acelerado los esfuerzos para limpiarlo. Una tripulación empezó a trabajar para contener el vertido de petróleo inmediatamente después del incidente, el martes.

Sin embargo, el jueves el plan se vio obstaculizado por el mal tiempo y los fuertes vientos. Las autoridades necesitaban retirar los barcos y el equipo junto con la carga del petrolero siniestrado, anclado en el puerto de Qingdao.

El viernes el tiempo se despejó para poder retirar la carga de betún del petrolero. Mientras tanto, la Administración de Seguridad Marítima de China había aumentado a 21 el número de buques utilizados para limpiar el derrame de petróleo.

En estos 3 días, cientos de toneladas de petróleo se han derramado en las aguas del Mar Amarillo mientras se mantenía la densa niebla. Oficialmente, se había prohibido a todos los barcos acercarse al petrolero siniestrado y mantener una distancia de 10 millas náuticas del buque.

Aunque las condiciones han cambiado a favor de la limpieza, las autoridades han emitido una advertencia sobre los retrasos debidos a un posible cambio meteorológico desfavorable.

En un principio se había estimado que el derrame era de 500 toneladas, pero ahora los funcionarios han comprobado que es de 400 toneladas. El vertido de petróleo se produjo cuando el petrolero A Symphony, con bandera de Liberia, colisionó el martes con el Bulker Sea Justice.

El abordaje dañó gravemente los tanques de carga y los tanques de lastre del petrolero, causando un derrame de petróleo de su carga de betún.

Referencia: wionews.com