Estados Unidos envía a menudo barcos y aviones al Mar de China Meridional para «flexionar sus músculos» y esto no es bueno para la paz, dijo el lunes el Ministerio de Asuntos Exteriores de China, después de que un grupo de portaaviones estadounidense entrara en la disputada vía marítima.

El estratégico Mar de la China Meridional, por el que fluyen billones de dólares en comercio cada año, ha sido durante mucho tiempo un foco de disputa entre Pekín y Washington, con China particularmente enfadada por la actividad militar de Estados Unidos allí.

El grupo de portaaviones de Estados Unidos, encabezado por el USS Theodore Roosevelt y acompañado por tres buques de guerra, entró el sábado en la vía marítima para promover la «libertad de los mares», dijo el ejército estadounidense, pocos días después de que Joe Biden asumiera la presidencia de Estados Unidos.

«Estados Unidos envía con frecuencia aviones y buques al Mar de China Meridional para flexionar sus músculos», dijo a los periodistas el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores, Zhao Lijian, en respuesta a la misión estadounidense.

«Esto no favorece la paz y la estabilidad en la región».

China se ha quejado en repetidas ocasiones de que los buques de la Armada estadounidense se acerquen a las islas que ocupa en el Mar de China Meridional, donde Vietnam, Malasia, Filipinas, Brunei y Taiwán tienen reivindicaciones contrapuestas.

El grupo de portaaviones entró en el Mar de la China Meridional al mismo tiempo que Taiwán, que lo reclama, denunció incursiones de aviones chinos en la parte suroccidental de su zona de identificación de defensa aérea, lo que provocó la preocupación de Washington.

China no ha comentado lo que estaba haciendo su fuerza aérea, y Zhao remitió las preguntas al Ministerio de Defensa.

Reiteró la posición de China de que Taiwán es una parte inalienable de China y que Estados Unidos debe respetar el principio de «una sola China».

La presidenta de Taiwán, Tsai Ing-wen, visitó el lunes una base de radar en el norte de la isla y elogió su capacidad para rastrear a las fuerzas chinas, según su oficina.

«Desde el año pasado hasta ahora, nuestra estación de radar ha detectado casi 2.000 aviones comunistas y más de 400 barcos comunistas, lo que nos ha permitido vigilarlos y alejarlos rápidamente, y vigilar plenamente el mar y el espacio aéreo», dijo a los funcionarios.

El Ministerio de Defensa de Taiwán añadió que sólo un avión chino entró en su zona de defensa el lunes, un avión antisubmarino Y-8.

La nueva administración de Biden dice que el compromiso de Estados Unidos con Taiwán es «sólido como una roca».

Estados Unidos, como la mayoría de los países, no tiene lazos diplomáticos formales con Taiwán, pero es el más importante respaldo internacional de la isla democrática y su principal proveedor de armas, para enfado de China.