La Subsecretaría de Telecomunicaciones (Subtel) anunció que veinte pasos internacionales tendrán conexión a la red al 2024, debido a la conectividad que entregarán los proyectos de Fibra Óptica Nacional (FON), Fibra Óptica Austral (FOA), Fibra Óptica Tarapacá (FOT) y el proyecto Fibra Óptica en Complejos Fronterizos (FOCF), dando cobertura a 12 Pasos y Complejos Fronterizos a lo largo de Chile.

Hoy, Chile cuenta con 11 pasos fronterizos con conectividad, y con el proyecto se estima que la cifra llegue a 31 pasos, sumándose los complejos ya emplazados en las fronteras de Chile. Para diciembre de 2021 el paso Huemules y Jeinemeni, en Aysén iniciará servicios de FOA; en julio de 2022 el paso Visviri y Ollagüe tendrá FON; en octubre de 2023 serán 12 los pasos entre Arica y Magallanes que contarán con (FOCF) y los pasos Pino Hachado e Icalma, en la Araucanía contarán con FON. Solo un complejo fronterizo está habilitado, se trata del paso Bellavista en Magallanes que ya cuenta con Fibra Óptica Austral (FOA).

Pamela Gidi, subsecretaria de Telecomunicaciones, aseguró que dotar de conexión a estos pasos fronterizos «permitirá ampliar las carreteras digitales existentes, dando al país de nuevas interconexiones digitales y de mayor redundancia para el intercambio de datos». Gidi indicó que la disponibilidad de esta conectividad también permitirá conectar a los pasos fronterizos y a los pueblos que se encuentren en el trazado de fibra.

«Con esto se concreta otro paso más para transformar a Chile en un hub digital, sumado al despliegue de proyectos como el cable Transoceánico, FON, FOA, FOT, siempre busca que los beneficios de estas nuevas carreteras de alta velocidad puedan llegar a todos los rincones del país, permitiendo de esta forma sacar de aislamiento digital a muchas zonas que hoy no cuentan con conectividad», agregó la subsecretaria.

El tráfico con Argentina tendrá 24 rutas para conectar con Chile, 6 rutas para conectar con Bolivia, y dos alternativas con Perú. Además, Brasil, pese a no ser país limítrofe, podrá realizar su tráfico por Bolivia o los pasos del norte de Argentina, teniendo 8 rutas distintas.