El director ejecutivo del Puerto de Virginia y director ejecutivo de la Autoridad Portuaria de Virginia, John F. Reinhart, se jubilará a partir de marzo de 2021. Reinhart ha supervisado las operaciones portuarias durante los últimos seis años y medio, convirtiéndose en la cuarta persona que dirige la agencia que posee y opera terminales marítimas comerciales de contenedores y multiuso en nombre del estado de Virginia.

Reinhart es ampliamente reconocido como el arquitecto del resurgimiento del Puerto de Virginia. Iniciando su cargo en febrero de 2014, Reinhart inició inmediatamente el proceso de modernización de la infraestructura del puerto y la reconstrucción de la reputación, la marca y la competitividad del terminal. Durante los casi dos años anteriores a su llegada, Virginia había estado considerando un arrendamiento privado para las operaciones del puerto.

«Estábamos operando en desventaja y teníamos que recuperar nuestra competitividad», dijo Reinhart en el comunicado de prensa que anunciaba su planeado retiro. «La única manera de hacerlo era desarrollar un plan de inversión y ponerse a trabajar en la construcción de un puerto del siglo XXI. Teníamos que demostrar al gobernador y a la Asamblea General dos cosas: que éramos un equipo altamente competente de pensadores a largo plazo experimentados, creativos y capaces, y que invertir en el puerto reportaría beneficios a la economía de Virginia en las décadas venideras».

Como resultado de este esfuerzo, el puerto volvió a ser rentable, alcanzando un volumen de carga récord durante seis años consecutivos. Bajo el liderazgo de Reinhart, se reestructuró la relación VPA/VIT; el puerto impulsó el programa de gastos de capital más grande de su historia, de casi 1.500 millones de dólares; se implementó una nueva jerarquía de liderazgo; la organización adoptó siete valores fundamentales; el estado realizó su mayor inversión única en el puerto; la operación adoptó un enfoque en la eficiencia; y el puerto se embarcó en un proyecto de dragado que para el 2024 creará el puerto comercial y los canales de embarque más profundos de la costa Este de los Estados Unidos.