Hay indicios de que las diversas iniciativas para combatir el problema de los incendios de buques portacontenedores están empezando a dar fruto, con un número menor de incidentes en los últimos meses.

La sociedad de clasificación ABS destacó los movimientos para contrarrestar el creciente riesgo de los incendios de los portacontenedores durante un seminario web ayer. Jan Otto de Kat, director de sostenibilidad global, y Gareth Burton, vicepresidente de tecnología, describieron las medidas adoptadas por la sociedad de clasificación para abordar el tema, incluyendo una serie de directrices sobre la detección y la lucha contra los incendios en las zonas de carga de los buques portacontenedores por encima y por debajo de la cubierta, y en los espacios de superestructura. ABS también ha emitido otras directrices sobre la estiba de carga de mercancías peligrosas basada en el riesgo.

La creciente frecuencia de los incendios de buques portacontenedores ha sido objeto de muchos titulares tras una serie de incidentes de gran repercusión recientemente. El rápido aumento del tamaño de los buques es una preocupación principal, ya que la detección eficaz de incendios a bordo, especialmente en las profundidades de un buque, representa un desafío creciente. La incidencia de los incendios a bordo, que en un momento dado se producía a un promedio de uno cada 60 días, ha disminuido en los últimos meses, aunque es probable que el menor volumen de carga debido a la situación actual haya contribuido a la disminución, según los expertos.

También señalan varias iniciativas que pueden tener relación con una menor frecuencia de incidentes. El pasado mes de septiembre, la Asociación de Armadores Chinos se reunió con las autoridades del país para debatir sobre los accidentes en los buques en los que se produjeron incendios o explosiones causados por mercancías peligrosas no declaradas o mal declaradas. Uno de los objetivos de la reunión era alentar a los departamentos del gobierno chino y a las autoridades judiciales a prestar más atención al problema.

Mientras tanto, en marzo de este año, la Cámara Naviera Internacional (ICS) y el Grupo Internacional de Clubes de P&I hicieron una presentación conjunta al Comité de Seguridad Marítima de la OMI, en la que se destacaba el grave peligro de los incendios de los buques portacontenedores para la gente de mar. En el pasado mes de septiembre, la Asociación de Armadores Chinos se reunió con las autoridades chinas para debatir sobre los accidentes en los buques en los que se produjeron incendios o explosiones causados por mercancías peligrosas no declaradas o mal declaradas. Uno de los objetivos de la reunión era alentar a los departamentos del gobierno chino y a las autoridades judiciales a prestar más atención al problema.

Mientras tanto, en marzo de este año, la Cámara Naviera Internacional (ICS) y el Grupo Internacional de Clubes de P&I (IG) hicieron una presentación conjunta al Comité de Seguridad Marítima de la OMI, en la que se destacaba el grave peligro de los incendios de los buques portacontenedores para la gente de mar. Exhortando a que se adoptara un enfoque integral de toda la cuestión, incluida la capacidad de lucha contra incendios a bordo de los buques, el SCI y el IG pusieron de relieve la necesidad de una prevención de riesgos más sólida, en particular la no declaración y la declaración errónea de mercancías peligrosas por parte de los expedidores a los transportistas.

También subrayaron la necesidad de que los Estados Miembros que aún no han puesto en marcha programas de inspección de contenedores, cuyos resultados deben ser comunicados a la OMI, establezcan esos arreglos sin demora. Sólo unos pocos Estados han establecido esos programas o comunican sus conclusiones a la OMI: siete en los años 2019 y 2018, y cuatro en el 2017.