El granelero KINGFISHER D, en la tarde del 18 de octubre, solicitó asistencia médica al capitán del buque, de 47 años de edad, que perdió la conciencia, al llegar de Bejaia Argelia al fondeadero del puerto de Lavrio, en el sudeste de Ática, Grecia.

El capitán fue trasladado al puerto de Lavrio, pero lamentablemente fue encontrado muerto a su llegada. Su cuerpo fue llevado al hospital de Atenas para la autopsia. La causa de la muerte aún se desconoce, probablemente un ataque al corazón o un derrame cerebral. En la mañana del 20 de octubre, el granelero permanecía anclado en el fondeadero de Lavrio, esperando el reemplazo del capitán. Está en lastre.