Frente a las costas de Singapur, el mayor centro de reabastecimiento de combustible para buques del mundo, un búnker flotante flanqueada por el superpetrolero Pu Tuo San abastece al gigantesco buque con un nuevo tipo de combustible que cumplirá con las normas mundiales que se pondrán en marcha en enero.

A poco más de cinco meses de la entrada en vigor de normas más estrictas para los combustibles marítimos, los cargadores, han comenzado a probar combustible con bajo contenido de azufre para preparar su flota para la transición.

Las nuevas reglas de la Organización Marítima Internacional (OMI) que prohíben a los buques el uso de combustibles que contengan más de 0,5% de azufre, en comparación con el 3,5% actual, comenzarán el 1 de enero de 2020, como una forma de combatir la contaminación en el ambiente.

La medida afectará al suministro de combustible a más de 50.000 buques mercantes en todo el mundo. Los expedidores tendrán que invertir en sistemas de limpieza de gases de escape, conocidos como depuradores, para continuar usando combustibles más baratos con alto contenido de azufre, o quemar productos petroleros más caros, como el fueloil de bajo contenido de azufre (VLSFO) y el gasoil marino, o utilizar gas natural licuado (GNL).

Se espera que la mayor parte de la flota naviera mundial se cambie a combustibles con bajo contenido de azufre, ya que sólo unos 3.600 buques tendrán depuradores instalados para 2020, según los datos de la sociedad de clasificación de buques DNV-GL.

Ocean Tankers, la unidad de transporte del mayor comerciante independiente de petróleo de Singapur, Hin Leong Pte Ltd, dijo que en el cuarto trimestre convertirá su flota de más de 100 petroleros para quemar VLSFO en lugar de fuel oil de alto contenido de azufre.

El equipo de energía de Reuters abordó el Pu Tuo San el 11 de julio, que cargó cerca de 1.000 toneladas de VLSFO por primera vez. El buque también cargó 2.000 toneladas de fueloil de alto contenido de azufre. Un VLCC cargado suele quemar unas 55 toneladas de fueloil al día a una velocidad de crucero normal.

El Pu Tuo San se dirige actualmente a Fujairah, en los Emiratos Árabes Unidos.

El Pu Tuo San es el segundo buque de Ocean Tankers que prueba el nuevo combustible, dijo la compañía.

La preocupación por la compatibilidad y estabilidad de las diversas mezclas de VLSFO ha llevado a los cargadores a probar el nuevo tipo de combustible mucho antes de la fecha límite de 2020.

«Hemos estado capacitando a los operadores en la adecuada gestión y segregación de búnkeres, mantenimiento preventivo, así como para asegurar que la temperatura de calentamiento esté de acuerdo con las especificaciones del fabricante del motor», dijo Ocean Tankers en un correo electrónico.

«Tenemos preocupaciones, por eso estamos en un periodo de prueba donde nuestra propia flota está empezando a quemar LSFO.»

Ocean Tankers es también el principal proveedor de combustible para embarcaciones en Singapur.

La demanda de combustibles marítimos con bajo contenido de azufre en Singapur alcanzó un nivel récord en junio, mientras la industria naviera se prepara para las nuevas normas de la OMI.

Fuente Reuters