Los dos buques de transporte de automóviles propulsados por GNL que se están construyendo para Siem Car Carriers en virtud de un contrato de Volkswagen fueron bautizados en Xiamen, China, el 15 de noviembre.

El par «respetuoso con el medio ambiente» sustituirá a dos de los nueve transportadores de automóviles que utiliza el fabricante para el transporte de vehículos desde Europa a Norteamérica.

Siem Confucius, la primera de las dos unidades, entrará en servicio en enero de 2020, tras su entrega por parte de Xiamen Shipbuilding.

La entrega del segundo barco, Siem Aristotle, está prevista para finales de 2020.

Volkswagen encargó la construcción de los buques en 2015 y firmó un contrato con la compañía naviera Siem Car Carriers. La construcción de los nuevos buques de GNL comenzó en 2018.

Los transportadores de automóviles de 200 metros cuentan con 13 cubiertas y una capacidad para transportar 4.700 vehículos, según Volkswagen.

«Estamos entrando en un nuevo territorio con el objetivo de reducir nuestras emisiones. Ambos buques son los primeros buques de transporte de automóviles de ultramar propulsados por GNL del mundo», comentó Thomas Zernechel, Director de Logística del Grupo Volkswagen.

Cada año, Volkswagen Group Logistics organiza, coordina y es responsable de un total de 7.700 salidas de barcos en todo el mundo. Cada año envían 2,8 millones de coches nuevos. Además, hay 250.000 cargas de contenedores en buques que se utilizan para transportar piezas de repuesto y ensamblaje.