El buque de carga general KAIE arribó a Rostock el 16 de mayo, donde los 8 tripulantes dieron positivo por coronavirus. El barco ha sido puesto en cuarentena durante dos semanas, no está claro cuándo será liberado.

El Director General de la OMS y el Secretario General de la OMI han publicado conjuntamente una declaración adjunta para ayudar a los Estados a garantizar que se implanten las medidas de sanidad de modo que se reduzcan al mínimo las interferencias innecesarias al tráfico y el comercio internacional. Esto, debido a la pandemia del coronavirus que ha azotado el planeta, incluyendo la industria marítima.