La Companhia Docas do Rio de Janeiro inició el procedimiento licitatorio para la ampliación y modernización del Cais da Gamboa, el más antiguo de ese puerto, cuya inauguración ocurrió en 1910.

Las obras, estimadas en 195 millones de reales, serán iniciadas en 2021 y se estima que terminarán un año después de la adjudicación.

Los trabajos contemplan una faja del muelle en una extensión de 600 metros entre la bita 100 y 124.

Según el  superintendente de Engenharia de la CDRJ, Roberto Catalão, “los estudios realizados confirman la viabilidad técnica, socioeconómica, financiera y ambiental de esa intervención, que no va modificar las condiciones actuales del medio ambiente y mantendrá las características básicas del muelle existente”.

El funcionario explicó que la estructura de ese trecho del Cais da Gamboa corresponde a un muelle de peso con fundación de forma metálica con un muro doble de piedra de cantera de granito rellenos con concreto ciclópico. La estructura fue proyectada y construida con las técnicas disponibles en la época para un calado de unos 9 metros.

“Es profundidad no atiende más a la mayoría de las naves modernas que necesitan de, por lo menos, 13,5 metros, pero para que podamos aumentar ese calado operacional, necesitamos modernizar las fundaciones y estructuras originales del muelle que no suportarían un dragado”, detalló.

La modernización permitirá un mejor desempeño de los patios, la logística y el transporte interno, además de dar mayor seguridad en las operaciones, lo que permitirá captar más cargas. El trecho a intervenir tiene, de acuerdo a la CDRJ, una vocación para movilizar distintos tipos de carga general y granel como trigo, arrabio, concentrado de zinc, además de cargamentos de apoyo a la actividad offshore, entre otros.

Las etapas de las obras incluirán la ejecución de estacas para dar soporte a la nueva viga de coronamiento del muelle, inyección de una nata de cemento como pared de contención para impedir la erosión bajo del muro del muelle, vigas de coronamiento sobre el muelle actual y otra cerca de 5 metros que irá apoyada en las nuevas estacas y losa pre-moldeadas con capa de concreto que serán instaladas sobre las vigas de coronamiento.