Brasil envió un volumen récord de soja en marzo, proporcionando un «cimiento» para la demanda de panamax recientemente, pero las ganancias siguen bajo presión, según un nuevo informe de Braemar ACM.

Después de una cosecha récord de 124 millones de toneladas de soja en Brasil, los volúmenes de envío en marzo superaron los 13 millones de toneladas según los datos de Refinitiv, con un aumento del 32% interanual. La mayoría de los envíos se dirigieron a China. Esto marca un nuevo récord en los volúmenes mensuales del mayor exportador de soja y se debe a que la moneda local es muy barata en comparación con el dólar estadounidense.

En las últimas semanas se ha visto una gran actividad de compra por parte de los usuarios finales chinos en el sector de la alimentación animal, señaló Braemar ACM.