BP Plc dijo que completó la venta de sus propiedades de producción de petróleo y gas de la Bahía de Prudhoe a la cercana Hilcorp Energy, terminando así con 60 años como uno de los principales productores de petróleo de Alaska.

BP y otras grandes petroleras han reducido su producción en el estado más septentrional de los EE.UU. a medida que la producción disminuyó y surgieron campos de menor costo en otros lugares. Hilcorp, conocida por la compra de desechos de petróleo, adquirió la mitad de otro proyecto de BP en Alaska en 2014.

El acuerdo de 5.600 millones de dólares, incluyendo la participación de BP en el sistema de oleoductos Trans Alaska que lleva el crudo desde la Bahía de Prudhoe hasta la costa sur de Alaska, debería cerrar este trimestre, dijeron ambas compañías en declaraciones.

«Esperamos seguir impulsando el crecimiento económico, creando puestos de trabajo en Alaska y contribuyendo a las economías locales durante las próximas décadas», dijo Greg Lalicker, director ejecutivo de Hilcorp Energy.

El acuerdo establece que Hilcorp pagará 4.000 millones de dólares a BP en un plazo no especificado, y los 1.600 millones restantes se basarán en las futuras ganancias de las propiedades. Se revisaron los términos y se aplazaron mientras Hilcorp buscaba financiación.

Con la compra del miércoles, Hilcorp, con sede en Texas, se convierte en el segundo mayor productor de petróleo y poseedor de reservas del estado, detrás de ConocoPhillips. Hilcorp casi triplicará su fuerza de trabajo en Alaska, a 1.450 empleados con la adquisición, dijo Luke Miller, portavoz de Hilcorp.