El ministro de Hidrocarburos de Bolivia, Luis Alberto Sánchez, y el gobernador del Estado de Mato Grosso de Brasil, Mauro Méndez, firmaron un memorándum de entendimiento para que el país boliviano exporte gas natural licuado (GNL) y gas licuado de petróleo (GLP) a esa región, y así consolidar la integración energética entre ambos países, según informó Cambio.

También el acuerdo permitirá a Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) estudiar la posibilidad de edificar infraestructuras, construir y operar redes de gas en Mato Grosso, incentivar acciones necesarias para la comercialización de urea y participar en proyectos de generación eléctrica.

Además, en el documento se establece “el intercambio de información, experiencias y conocimientos actualizados en materia de biocombustibles que permitan maximizar el impacto y beneficios para el cambio de la matriz energética en el Estado Plurinacional de Bolivia”.

El presidente de Bolivia, Evo Morales, participó en el acto oficial de la firma expresando que la integración con Brasil es una obligación de ambos Estados por ser países que estarán unidos para toda la vida. Asimismo, el mandatario boliviano dijo que los acuerdos entre ambos estados no deberían quedar sólo en el ámbito energético ni hidrocarburífero, sino ampliarse a otras áreas, como por ejemplo la venta de productos derivados del litio.

Por su parte, el ministro de Hidrocarburos, Luis Alberto Sánchez, indicó que el acuerdo es una muestra de las proyecciones que tiene YPFB hacia el futuro industrial de Bolivia. “YPFB apunta a ser una empresa internacional, y esta firma de convenio es una muestra de ello”, aseguró.

Acuerdo con empresa

A su vez, en el marco del acercamiento con el estado de Mato Grosso, YPFB y la empresa Ameropa AG suscribieron un acuerdo para la venta de 20 mil toneladas de urea que se produce en el complejo petroquímico de Bulo Bulo (Cochabamba).

El acuerdo comercial fue firmado por el presidente de YPFB, Óscar Barriga, y el representante de Ameropa AG, Rodrigo Miranda Calvo. De acuerdo con los datos que maneja YPFB, la urea boliviana se distribuirá en Mato Grosso para la producción de soya, maíz y otros cereales que actualmente se cultivan y cosechan en ese estado agropecuario brasileño.

Potencial de Mato Grosso

Cabe mencionar que el Estado de Mato Grosso es uno de los Estados con mayor crecimiento económico del Brasil. El estado produce alimentos, textiles y metálicos. Registrando actualmente una creciente producción de soya, maíz y cereales, para la que demanda anualmente 6 millones de toneladas de fertilizantes, de las cuales 1,5 millones son urea, hecho que lo convierte en un mercado potencial para la producción de la planta de Bulo Bulo.

Por MundoMaritimo.cl