Las exportaciones combinadas de soja de Brasil y Estados Unidos bajaron un 7,8% en los primeros ocho meses de este año, ya que la principal temporada de exportación de soja brasileña fue decepcionante, según BIMCO.

La caída en los volúmenes de ambos países también ha llevado a una caída del 8,5% con respecto al año pasado en la demanda de toneladas-milla generada por los dos exportadores dominantes de soja.

En particular, la caída de las exportaciones de Brasil ha perjudicado a la industria naviera, con exportaciones acumuladas de soja de Brasil en los primeros ocho meses de este año, 7,8 millones de toneladas menos que en los primeros ocho meses de 2018, explicó BIMCO. Esto ha resultado en una caída de la demanda de toneladas-milla de las exportaciones brasileñas del 12,9% u 83.700 millones de toneladas-milla.

Las exportaciones de soja de Estados Unidos en agosto de 2019 fueron las más altas de la historia en el mes de agosto, alcanzando los 4,5 millones de toneladas, 1,4 millones de toneladas más que las exportaciones en agosto de 2018. Sin embargo, este crecimiento no compensa la pérdida de la demanda de toneladas-milla de Brasil, que exporta mayores volúmenes de soja que Estados Unidos.

«Los próximos meses determinarán el resultado del año para las exportaciones de soja estadounidense transportada por vía marítima, con señales tempranas de que las exportaciones desde el 1 de septiembre parecen estar siguiendo el patrón habitual de aumentar hasta septiembre, antes de alcanzar su punto máximo a finales de octubre y noviembre. Esta sería una buena noticia para la industria del transporte marítimo, pero actualmente es demasiado pronto para decir que la temporada ha sido un éxito», dijo Peter Sand, analista jefe de transporte marítimo de BIMCO.