El buque tanquero para productos químicos CURACAO TRADER fue atacado alrededor de las 1100 UTC del 17 de julio en el Golfo de Guinea, a 230 nm al sur de Lagos (Nigeria), mientras se dirigía de Lomé (Togo) a un puerto indefinido.

Los piratas abordaron el buque y secuestraron a 15 tripulantes, según el informe de Dryad/IMB. Se cree que son de nacionalidad rusa y ucraniana.

El AIS del buque se apagó después de que los piratas abordaron el buque tanquero, reapareció alrededor de las 1850 UTC, al sur de la posición de ataque, moviéndose en dirección norte a una velocidad reducida.