Los informes indican que un buque de transferencia de tripulación en alta mar de pabellón nigeriano, que actuaba en calidad de buque de escolta de seguridad, ha sido atacado con el resultado de la muerte de dos personas.

Los primeros informes indican que el buque tenía 8 tripulantes, un oficial de enlace de la EMSP y 7 miembros de la Marina nigeriana.

Se entiende que la embarcación se dirigía a un buque de recreo y no estaba en tareas de escolta en el momento del ataque.

Análisis de Dryad
Informes no confirmados indican que el buque era el MV OBIANOSEN (IMO9730593).

Se entiende que desde enero de 2019, ha habido 15 incidentes dentro del Golfo de Guinea, que implican ataques en los que las fuerzas de seguridad han estado involucradas, ya sea mientras proporcionan servicios de escolta o embarcados.

Dryad aconseja que el perfil de riesgo actual para esta región es CRÍTICO con incidentes evaluados como altamente probables esperados diariamente. Todos los buques deben garantizar un endurecimiento y una mitigación adecuados e informar de cualquier actividad sospechosa a las autoridades marítimas pertinentes.