Se espera que el aumento de la producción de gas natural en Argentina, junto con los competitivos costos globales de transporte de GNL, posicionen al país como una fuente emergente de suministro de gas hacia Asia durante los períodos de máxima demanda, según una nueva investigación de Wood Mackenzie.

La demanda global de GNL está mostrando una estacionalidad creciente, y el máximo potencial de producción de GNL en Argentina durante los meses de verano coincide con la fuerte demanda invernal de las empresas de servicios públicos en Asia. Esta dinámica estacional podría atraer a los compradores asiáticos y presentar un fuerte caso económico para el GNL argentino.

Además, las plantas argentinas de licuefacción de GNL tienen costos de envío más bajos para llegar a los mercados asiáticos que las instalaciones de la costa del Golfo de México, lo que evita la potencial congestión del Canal de Panamá y presenta una alternativa globalmente más barata a las exportaciones de Estados Unidos.

Con el apoyo de la Vaca Muerta, la producción argentina en la cuenca neuquina se incrementará en los próximos años, y se espera que la producción de GNL a gran escala comience en 2024. Basándose en la nueva investigación, Wood Mackenzie prevé que los volúmenes de producción de GNL podrían llegar a seis millones de toneladas anuales (mmtpa) en ese año, que podrían crecer hasta 10 mmtpa en 2030.

El gas asociado de Vaca Muerta también representará el 15 por ciento de la producción de gas de Argentina para el año 2024, y otros proyectos en la ventana de gas condensado y gas seco con temperaturas de ruptura inferiores a los 3 dólares por millón de unidades térmicas británicas (mmbtu) entrarán en pleno desarrollo en los próximos años.

La falta de instalaciones subterráneas de almacenamiento de gas natural cerca de los centros de demanda en Argentina significa que el flujo de gas hacia potenciales terminales de exportación de GNL también será estacional.

A pesar de otros desafíos de precio planteados por la utilización estacional de las plantas de GNL, Wood Mackenzie estima que el precio del GNL en Argentina es de $8/mmbtu en el momento de la entrega, por ejemplo, un barco para Japón.

Mauro Chávez Rodríguez, analista principal de Latin America Gas & LNG, dijo: «La producción de gas de Vaca Muerta ha cambiado drásticamente las perspectivas del gas argentino. Ya está trayendo gas barato para la industria local y también apoyando la construcción de nuevos grandes gasoductos.

«Sin embargo, ni siquiera la demanda interna ni las exportaciones a países vecinos como Chile y Brasil son suficientes para el potencial gasífero de Vaca Muerta. Las exportaciones de GNL podrían ser una solución que permita a la producción de Vaca Muerta continuar la historia de crecimiento.

«El GNL de Argentina podría ser interesante para los actores que quieren diversificar la oferta fuera de Norteamérica. La estacionalidad de su producción también podría ser vista como una virtud para las empresas de servicios públicos asiáticas que buscan contratar sólo para sus meses de mayor demanda en el hemisferio norte».

Algunos jugadores asiáticos ya están activos en el esquisto argentino. Petronas participa con YPF en el joint venture de La Amarga Chica, mientras que CNOOC participa indirectamente a través de su filial Pan American Energy en la Aguada Pichana Oeste. Mientras tanto, Qatar Petroleum ha mostrado recientemente interés en Argentina, comprando una participación de la unidad de negocios de ExxonMobil en ese país, y también asociándose para la exploración offshore.

«Vemos más oportunidades para los actores asiáticos que buscan inversión extranjera, no sólo en la fase inicial, sino también en las grandes infraestructuras intermedias, tales como plantas de procesamiento de gas, oleoductos, plantas petroquímicas y plantas de exportación de GNL», dice Rodríguez.

Por: www.maritime-executive.com