APM Terminals y Maersk desarrollaron conjuntamente una aplicación de inspección de buques, dando un paso más para tener una colaboración más estrecha en las normas de seguridad, centrándose en la experiencia del usuario y permitiendo un intercambio de información más rápido y fácil.

El diseño de una aplicación móvil con el usuario en mente significa que el personal de la terminal puede ahora realizar inspecciones de buques utilizando sus dispositivos móviles para registrar los defectos de seguridad críticos, compartir fotos y escalar los problemas para su reparación. Una vez terminada la inspección, el usuario puede descargar el informe en PDF y compartirlo con la naviera o su agente y el buque directamente. Este nuevo proceso significa que se utiliza un conjunto de preguntas simplificadas para todas las inspecciones de buques, lo que crea una forma de trabajo estandarizada en todas las terminales del mundo.

Ruth Gallagher, directora global de HSE (Salud, Seguridad y Medio Ambiente) de Maersk indicó que «en todas las terminales de APM, desplegamos miles de personas cada día para llevar a cabo operaciones de amarre en una amplia variedad de buques. Estas personas están sujetas a riesgos asociados tanto a las operaciones que realizan como al entorno en el que trabajan. APM Terminals y Maersk han trabajado incansablemente a lo largo de 2020 para mejorar las operaciones de los buques y estamos orgullosos de lanzar esta solución de inspección de buques que reúne a las personas para resolver problemas inmediatos»

Mayor visibilidad

El despliegue de la nueva tecnología permite tanto a los operadores portuarios como a los de los buques tener visibilidad de cualquier problema medioambiental que pueda afectar a la seguridad de las personas o a la eficacia de las operaciones tanto en el momento como antes del arribo.

«Disponer de una información objetiva adicional sobre el estado de la zona de carga de los buques a partir de estas inspecciones es una garantía útil que nos permite evaluar mejor los riesgos de nuestras operaciones y centrarnos en garantizar un entorno de trabajo seguro para todos los que trabajan a bordo de los buques», añade Ruth Gallagher.

En el futuro, la nueva herramienta permitirá que otras navieras y operadores de terminales se unan y creen una verdadera comunidad mundial, trabajando juntos para eliminar los sucesos mortales y que cambian la vida asociados a las operaciones a bordo de los buques.