SCHOTTEL entregará un total de diez hélices de timón y dos propulsores transversales al astillero turco Sanmar Shipyards. Se instalarán en dos remolcadores de escolta propulsados por gas natural licuado y en tres remolcadores portuarios alimentados por baterías.

Los buques, encargados por la empresa canadiense HaiSea Marine, una asociación entre la Nación Haisla y Seaspan ULC, prestarán servicios de asistencia y remolque a los buques cisterna de GNL que atraquen en la nueva estación de exportación de GNL de Kitimat (Columbia Británica). Está previsto que los cinco remolcadores entren en funcionamiento en 2023.

Capitán Jordan Pechie, Director de Proyectos de HaiSea Marine:
«La elección de SCHOTTEL como proveedor de propulsión nos sitúa un paso más cerca de cumplir la promesa que hicimos a la Nación Haisla. Estos buques representan el futuro; tanto la calidad como la durabilidad son cruciales Cada componente de los buques ha sido cuidadosamente seleccionado para garantizar que este proyecto dure durante generaciones. «

Créditos de la imagen: seaspan.com

Hakan Tunç, Director de Adquisiciones de Sanmar:

«La cooperación entre Sanmar y SCHOTTEL se remonta a 2004. Desde entonces hemos equipado muchos de nuestros modernos buques con soluciones de accionamiento de alta calidad de SCHOTTEL. Estos nuevos proyectos elevan la cooperación entre Sanmar y SCHOTTEL a un nuevo nivel».

La flota estará formada por dos remolcadores de escolta RAstar 4000-DF de doble combustible (GNL y diésel) y tres remolcadores portuarios eléctricos ElectRA 2800. Diseñados por Robert Allan Ltd., los remolcadores de GNL se construyen en el astillero Sanmar de Altinova, mientras que los remolcadores eléctricos se construyen en el astillero Sanmar de Tuzla.

RAstar 4000-DF: dos SRP 610 CP y un STT 170
Cada uno de los dos remolcadores de escolta de doble combustible está equipado con dos hélices de timón SCHOTTEL del tipo SRP 610 CP con una potencia de entrada de 3.000 kW y un diámetro de hélice de 3,2 m. Para mejorar aún más la maniobrabilidad, se instalará en cada buque una hélice transversal SCHOTTEL del tipo STT 170 (250 kW).

Con una eslora de 40 m y una fuerza de tiro de unas 100 t, serán los remolcadores de escolta más potentes de la costa oeste canadiense. Además, cuentan con un sistema de postratamiento de los gases de escape que cumple los requisitos de la norma de emisiones Tier III de la OMI.

ElectRA 2800: dos SCD 460
Cada uno de los tres remolcadores eléctricos alimentados por batería está propulsado por dos SCHOTTEL CombiDrive Tipo SCD 460 (2.100 kW cada uno) con hélices de cuatro palas de 2,6 m de diámetro. Con esta configuración de propulsión se puede alcanzar una fuerza de tiro a punto de 70 t.

Los remolcadores portuarios ElectRA 2800 se utilizarán conjuntamente en la nueva instalación de exportación de GNL y serán los primeros remolcadores eléctricos alimentados por baterías de su clase. Están diseñados de tal manera que realizan sus tareas habituales al embarcar y desembarcar con la ayuda de baterías con una capacidad de unos 5.240 kWh. Los remolcadores portuarios ElectRA 2800 tendrán 28 metros de eslora.

Emisiones casi nulas
Dado que en Kitimat se dispone de suficiente electricidad limpia procedente de la energía hidroeléctrica, los remolcadores portuarios pueden cargarse en sus atracaderos entre los procesos de atraque mediante estaciones especiales de carga en tierra, lo que conlleva unas emisiones casi nulas en el funcionamiento de las baterías. Se espera que las emisiones de gases de efecto invernadero de los nuevos remolcadores sean significativamente menores (54% y 24% respectivamente) que las de las alternativas con motor diesel.

Referencia: schottel.de