Las autoridades alemanas han descubierto que un granelero con bandera de las Islas Marshall violó el Convenio Internacional para la Prevención de la Contaminación por los Buques (MARPOL).

El 18 de septiembre de 2019, la policía del agua de Stade inspeccionó el bulker anónimo en el puerto de Stade, en el río Elba.

Los oficiales comprobaron, entre otras cosas, el cumplimiento de los anexos del MARPOL por parte del buque.

Al examinar el Libro de Registro de Hidrocarburos del buque, la policía del agua descubrió que, en un período de seis meses, no había procedimientos operativos plausibles para el procesamiento de combustible y el tratamiento del petróleo y los residuos de combustión.

Específicamente, muchos registros obligatorios no se mantenían en absoluto.

El capitán y el ingeniero jefe del buque son responsables del asunto, según la policía del agua.

Después de consultar con la Agencia Federal Marítima e Hidrográfica de Alemania (BSH), la policía del agua ordenó una provisión de seguridad de unos 7.000 euros (7.772 dólares estadounidenses).