MSC Mediterranean Shipping Company se toma muy en serio su compromiso con la descarbonización. Sin embargo, se trata de un esfuerzo complejo que requiere un compromiso y una visión a largo plazo. Alcanzar un futuro neutro en carbono es un largo viaje que llevará años y significativas inversiones con socios estratégicos y facilitadores.

A pesar de las interrupciones en las cadenas de suministro y de la enorme demanda de transporte de carga en un mercado extremadamente desafiante, congestionado y en evolución, la compañía sigue centrándose en mejorar la eficiencia energética de su flota de más de 600 buques.

  • En 2020, MSC registró una reducción del 44,3% de las emisiones relativas de CO2 (en comparación con la referencia de 2008).
    El ratio de emisiones de CO2 por tonelada de carga que mueve la compañía está entre los más bajos del sector:
  • el último EEOI 13,98. MSC opera una de las flotas más eficientes del sector: el MSC Gülsün, el buque insignia de su última clase de buques, sólo emite 7,49 g de CO2/tonelada/milla por diseño.
  • Los datos reportados en la base de datos MRV de la UE reflejan la posición de liderazgo de MSC (volumen) en Europa y deben ponerse en contexto con la cantidad de carga transportada – MSC despliega alrededor del 58% de sus buques y transporta casi el 64% de sus TEUs en servicios que hacen escala en la UE.
  • En 2020, MSC registró que mientras sus emisiones aumentaron un 1%, la cantidad de carga transportada aumentó un 3%.
  • Esto indica claramente que el compromiso a largo plazo de MSC de invertir en tecnologías bajas en carbono y en amplios programas de construcción y modernización ayuda a impulsar el rendimiento y a minimizar el impacto medioambiental.
    MSC apoya plenamente los objetivos de la política de la OMI para descarbonizar el transporte marítimo y está explorando y probando activamente una serie de combustibles y tecnologías alternativas, además de las importantes mejoras de eficiencia energética en toda su flota.

MSC cree que algún tipo de medida global basada en el mercado, que incorpore la fijación de precios del carbono, podría ayudar a la industria a descarbonizarse reduciendo la diferencia de precios entre los combustibles fósiles y los combustibles de carbono cero a medida que estén disponibles. Sin embargo, sólo con opciones a escala para los buques comercialmente viables con bajas o nulas emisiones de carbono puede el precio del carbono ser una herramienta realmente eficaz para catalizar el cambio hacia un futuro de cero emisiones de carbono para el transporte marítimo internacional.

Además de los esfuerzos de la compañía por minimizar el impacto medioambiental, MSC contribuye activamente a una serie de grupos, coaliciones y asociaciones industriales y multidisciplinares para acelerar la descarbonización de todo el sector marítimo.

La cifra del 13,98% se refiere al Indicador Operativo de Eficiencia Energética (EEOI) de MSC. El EEOI es una herramienta establecida en la directriz MEPC.1/circ.684 de la OMI, y se define como la relación entre la masa de CO2 emitida por unidad de trabajo de transporte
[**] Fuente: Alphaliner
***] Cálculo basado en la directriz oficial de la OMI sobre el IEE (directriz MEPC.1/circ.68 de la OMI)

Referencia: msc.com