La empresa noruega de servicios petroleros Aker Solutions dijo el miércoles que las perspectivas han mejorado para la segunda mitad del año mientras Noruega ofrece incentivos fiscales para la industria petrolera.

Sin embargo, todavía se espera que caigan en un trimestre interanual a 21-22 mil millones de coronas noruegas (2,35 mil millones de dólares), ya que las empresas petroleras han reducido las inversiones en un 20-30% debido a la caída de la demanda de petróleo.

«Para la segunda mitad del año, somos cautelosamente optimistas acerca de una mejor perspectiva para la sanción de proyectos, apoyada por medidas gubernamentales para impulsar la actividad y precios más estables de los productos básicos», dijo el Director Ejecutivo de Aker Solutions, Luis Araujo.

La empresa dijo que esperaba que la actividad fuera impulsada por su mercado interno en Noruega y por los proyectos destinados a reducir las emisiones de carbono o a impulsar la energía renovable.

«Las grandes empresas no han incluido recortes en el gasto de capital para los temas de su agenda de transformación, y Aker Solutions espera que se acelere la transición a las energías renovables y de bajo carbono», dijo la compañía.

Aker Solutions añadió 7.000 millones de coronas en nuevos pedidos en el segundo trimestre, incluyendo los contratos preliminares para los desarrollos de Equinor’s Askeladd Vest y Breidablikk frente a Noruega, lo que eleva el total del atraso a 26.900 millones de coronas.

Sus ganancias ajustadas antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización (EBITDA) del segundo trimestre cayeron un 44% a 353 millones de coronas después de los cargos de reestructuración de 117 millones de coronas, mientras que el EBITDA no ajustado se redujo a 232 millones de coronas.

Aker Solutions dijo que ya había logrado alrededor del 90% del plan anunciado anteriormente de reducir los costos en unos 1.000 millones de coronas en comparación con 2019.

Había reducido su fuerza de trabajo permanente a unos 13.000 en junio de 16.000 hace un año, y más de la mitad del número de contratistas a 2.300.