El astillero alemán Neptun Werft ha celebrado la ceremonia de colocación de la quilla del segundo crucero de AIDA Cruises propulsado por GNL.

El primer bloque de construcción para el nuevo buque alimentado con GNL se puso en marcha en Rostock el 15 de octubre de 2019. La tradicional moneda de la suerte se colocó debajo de la primera de un total de 90 bloques.

Con motivo de la colocación de la quilla, se anunció el nombre del nuevo barco y su primera ruta – el barco se llamará AIDAcosma y navegará desde Kiel hasta los fiordos noruegos y el Mar Báltico a partir del verano de 2021.

Con un tonelaje bruto de 183.900 toneladas y una longitud de 337 metros, AIDAcosma contará con 20 cubiertas y un espacio para 2.600 camarotes.

El nuevo edificio estará equipado con un sistema de propulsión de GNL respetuoso con el medio ambiente como su buque hermano AIDAnova, que fue entregado a la línea de cruceros a finales de 2018.

Tras la colocación de la quilla para AIDAcosma, la compañía dijo que continúa contribuyendo a la reducción de emisiones en cruceros con sus proyectos relacionados con celdas de combustible y potencia en tierra.

«Con AIDAcosma continuamos constantemente nuestro crecimiento sostenible», comentó Felix Eichhorn, Presidente de AIDA.

«Con nuestras inversiones en el desarrollo y uso de tecnologías sostenibles, estamos dando un impulso clave a los clusters de investigación y ciencia en toda Alemania».

La compañía de cruceros invertirá más de 2.000 millones de euros (2.200 millones de dólares) en Alemania en 2023 con la construcción de AIDAcosma y un tercer barco de crucero propulsado por GNL.

Gracias al uso de GNL, se evitan casi totalmente las emisiones de partículas y óxidos de azufre, mientras que las emisiones de óxidos nítricos y CO2 se reducen de forma duradera.

AIDA Cruises opera actualmente una flota de 13 barcos. Una vez que AIDAcosma y el tercer barco propulsado por GNL sean entregados, el 94 por ciento de todos los huéspedes de AIDA viajarán a bordo de barcos que puedan ser totalmente propulsados con gas natural licuado de baja emisión o, en puerto, con energía verde en tierra donde esté disponible, según la compañía.