La empresa de tecnología ABB ha conseguido un contrato para instalar una solución de puerto a barco en el puerto surcoreano de Incheon.

Como ya se ha explicado, la solución permitiría a los buques de pasajeros que visiten Incheon reducir drásticamente las emisiones, el ruido y las vibraciones en el puesto de atraque.

Se dice que el proyecto refleja el compromiso de Corea del Sur con la energía sostenible de tierra a barco después de que un plan piloto para que los buques de pasajeros se conecten a la red local recibiera el visto bueno de la Autoridad Portuaria de Incheon (IPA).

«Este es el primer acuerdo que cubre la energía de puerto a barco en Corea del Sur, lo que supone un gran avance para ABB», comentó Juha Koskela, Director General de ABB Marine & Ports.

«Nos sentimos honrados de haber sido seleccionados por la IPA para apoyar sus esfuerzos en la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero de los buques, así como para avanzar hacia operaciones portuarias cada vez más sostenibles».

Además de una nueva terminal de ferry de 160 millones de dólares estadounidenses inaugurada en abril de 2019, el puerto de Incheon inauguró en junio de este año la mayor terminal de cruceros de Corea del Sur. Dadas las ambiciones de la IPA de desarrollar su visión de Incheon como un nuevo centro turístico para el noreste de Asia, las credenciales medioambientales se encuentran entre las principales prioridades del puerto.

Un número cada vez mayor de puertos en todo el mundo ofrecen energía en tierra para los ferries, así como para otros tipos de buques de pasajeros. Existe un claro interés en reducir la contaminación en los puertos, y una forma de hacerlo es instalar energía en tierra y tener una red de alimentación limpia, según ABB.