La multinacional energética estatal sueca, Vattenfall, ha adjudicado un contrato «sustancial» a Subsea 7 para la prestación de servicios de suministro e instalación en el parque eólico Hollandse Kust Zuid 1-4 (HKZ 1-4) en el Mar del Norte.

El contrato está sujeto a una decisión final de inversión por parte de Vattenfall, y Subsea 7 no añadirá el contrato a su cartera de pedidos hasta que se dé luz verde, dijo la empresa.

El contrato implica el transporte e instalación de unos 140 cimientos de turbinas eólicas y 315 km de cables de 66 kV en el sitio, que está situado entre 18 y 36 km de la costa holandesa a profundidades de agua que van de 18 a 27 metros.

En el proceso de instalación, previsto para 2021 y 2022, se utilizarán diversos buques especializados operados por Seaway 7, la filial de transporte de energía renovable y carga pesada de Subsea 7, incluidos buques de tendido de cables, de carga pesada y de apoyo.

Los parques eólicos HKZ 1-4 que está desarrollando Vattenfall son las primeras instalaciones de este tipo que se desarrollan en los Países Bajos sin subvenciones. Cuando estén terminadas, las granjas tendrán una capacidad instalada de alrededor de 1,5 GW, suficiente para satisfacer las necesidades de electricidad de al menos dos millones de hogares holandeses.

El valor del contrato de Subsea 7 no fue revelado pero la compañía define un contrato sustancial como el que tiene un valor entre 150 y 300 millones de dólares.