El buque portacontenedores LETO informó a las autoridades del puerto de Valencia, España, que dos polizones saltaron por la borda poco después de que el barco llegara a Valencia, en la mañana del 7 de agosto.

La Guardia Civil y la policía registraron la zona, ambos polizones fueron encontrados muertos, en las proximidades de la proa del barco. Ambos son de origen africano. Antes de Valencia, LETO hizo escala en Camerún y Costa de Marfil.

Con suerte, la tripulación no será culpada por estas muertes.